La ciudad de las estrellas (La La Land) (2016)



Título original
La La Landaka 
Año
Duración
127 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Director
Guión
Damien Chazelle
Música
Justin Hurwitz
Fotografía
Linus Sandgren
Reparto
Productora
Summit Entertainment / Gilbert Films / Impostor Pictures / Marc Platt Productions
Género
MusicalRomanceDramaComedia | Drama románticoMúsicaJazzCine dentro del cine



He de reconocer que fui al cine con recelos, pues eran muchas y muy variadas las opiniones que había escuchado sobre esta película: una vertiente decía que era la mejor película de la historia (sin exagerar nada), y otra, que dejaba mucho que desear. Que este nominada a todos los Oscars y haya ganado todos los Globos de Oro también me hacía dudar de hasta qué punto se merecía todo ese reconocimiento por parte de la crítica especializada. Así que con todo ese batiburrillo en la cabeza me dispuse a verla para formarme mi propio criterio. Algo que algunos aún andan buscando (ducush).



La La Land nos cuenta la historia de Mia (Emma Stone), una aspirante a actriz, y Sebastian (Ryan Gosling), un aspirante a... a... ¿Camarero de un club de jazz?, ¿dueño de dicho club?, ¿músico?... Total, que ambos tienen un sueño muy bonito que cumplir en una ciudad donde todo es posible. Pero un día el destino los une y ambos se verán en una complicada situación. Qué difícil es no hacer spoilers, de verdad.



Como todo el mundo sabe, la película está ganando todos los premios de cine hasta la fecha, y se espera un gran éxito también en los Oscars. Y es algo que no me extraña en absoluto. 
A pesar de que la película no lo merezca en muchas de las categorías, está claro que está realizada única y exclusivamente con el objetivo de ganar Oscars a mansalva. Se le ve de lejos. Chazelle quería ganar con Whiplash, y al no conseguirlo se lo tomó como reto personal. Me lo imagino diciendo: "Ñañañañaaa ya tengo mi Oscar, ¡chúpate esa Hitchcock!".
Y claro, he dicho muy rápido eso de que en muchas categorías la película no merece ganar, así que voy a dar mis argumentos, centrándome en las categoría más importantes y conocidas.



Empecemos por los premios de Mejor Actor y Mejor Actriz. Emma Stone y Ryan Gosling hacen un papel bastante normalito en el que no destacaría nada más allá de que los dos saben bailar y cantar mientras ponen caras un poco exageradas. No estoy diciendo que lo hagan mal, ni mucho menos, pero no me parecen actuaciones dignas de ganar Oscars. De los dos, es ella la que se lleva más el protagonismo y las escenas más difíciles y emotivas, por lo que me decantaría que este premio es el más asegurado de los dos.



Pasemos al apartado que tendría que ser el más importante en esta película: Mejor Banda Sonora. Es cierto que la película cuenta con una genial banda sonora, con al menos dos canciones muy buenas. Pero yo encuentro un problema enorme en la película. Dejen que se lo explique con un ejemplo vivido: a mitad de la película tuve que abandonar unos minutos la sala por la llamada de la naturaleza, y al volver le pregunté a quien iba conmigo que si me había perdido algo. Su respuesta fue: "solo un número musical". Y es ahí donde radica el mayor problema de esta película, su género. En los musicales, la trama gira en torno a los números musicales. Si te pierdes uno, te pierdes parte de la cuestión, te pierdes algo importante. Yo solo me perdí un número que era totalmente inservible; uno más de los pocos que hay en la película, pues están un poco escasos. Por lo tanto, considero que La La Land no debería ser llamada musical. Y el que opine lo contrario que me lo cante.



Y siguiendo por la línea de la trama, hablemos del guion, también nominado a Mejor Guion Original, y para esto también tengo quejas. La trama de la película está completamente vacía, con unos personajes bastante planos y sin intención. Todo está movido por el mismo ideal a seguir que nos intentaba inculcar Whiplash de manera errónea. Persigue tus sueños cueste lo que cueste. Por favor que alguien le explique a nuestro joven director que la vida no es así, que parece que aún no lo ha asumido. Todo esto está tan bien maquillado y todo es tan bonito, que mucha gente puede picar el anzuelo y creerse esa estupidez egoísta. Si dejamos un poco de lado esos ideales, la historia de amor entre los dos protagonistas también me parece un poco forzada, aunque ese giro final, que me dejó un poco frío en un principio, me pareció de las cosas más geniales de la película.



Y hablando de genialidades pasemos a la categoría de Mejor Director, en la que también está nominada. Podríamos hablar de que la dirección es genial, con una fotografía y unos colores hermosos. Pero claro, tendríamos que obviar las múltiples "referencias" de las que la película bebe, tantas que llegas a plantearte si es homenaje o directamente copia. ¿Es mérito del director coger trozos de otras películas y ponerlas en la suya? Quizás el mérito esté en que ha sabido elegir qué trozos colocar. 



Por todo esto llegamos al apartado de Mejor Película, y como comprenderéis, tras todos estos razonamientos mi opinión está bastante clara. Estamos ante una de las películas más sobrevaloradas de la década. 
Como punto final a esta dura crítica, me gustaría recalcar que la película, a pesar de todo, me gustó bastante, y ver a mis amigos salir del cine bailando no tiene precio; todos estos argumentos son en contra de los premios. Si no hubiera estado tan nominada, otro gallo cantaría. Igual hasta me quejaba de ello.

Pero nunca lo olvidéis: seguid vuestros sueños.



Valoración: FUKA (que sí, que me ha gustado)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta con total libertad. Yo te responderé de igual manera.